Boyero de Berna: tu compañero perfecto

El carácter de cada una de las razas, viene marcado por su funcionalidad y en este caso es tan amplia, que hace que el Boyero de Berna sea un perro muy completo.

Mucha gente que desconoce esta raza, suele creer que es un perro muy afectuoso y con una gran capacidad de aprender, pero que no es adecuado para cumplir con la función de guardia. Sin embargo, el comportamiento del Boyero de Berna no coincide con esta creencia popular. Es un perro familiar por excelencia y no hay que olvidar que es un perro de trabajo, rustico y buen defensor del territorio por su ladrido de alerta. En general intimida antes de morder pero su gran tamaño, es una característica fundamental para hacer que muchas veces sea un buen perro de guardia.

boyero-de-berna-en-casa

A continuación vamos a presentarte las características que destacan del carácter del Boyero de Berna, para que lo sepas todo de él. Verás como rápidamente te das cuenta de que es un perro encantador.

 

Características del Carácter del Boyero de Berna

Tranquilo

Es paciente y tranquilo, tanto con las personas como con sus congéneres incluso con otro tipo de animales domésticos, pero su genio aparece ante la llegada de intrusos a su propiedad, cuando nota algún signo de agresión o situación de peligro para con sus seres queridos. Es un perro de gran complacer a sus dueños y cuidar a los niños si los hay. No debes olvidar que es muy tranquilo pero a su vez, tiene mucha energía, por lo que tenerlo en espacios pequeños o muy cerrados, no va a ser conveniente para él. Sin embargo, tiene la capacidad de adaptarse a la vida en espacios más reducidos siempre y cuando practique bastante ejercicio.

Afectuoso con la familia

Tal y como hemos dicho antes, es muy afectuoso con la familia y es un perro muy noble y tolerante con los niños. Tanto las hembras como los machos suelen ser bastante obedientes, pero aquí, al igual que en muchos ostros casos, destacan las hembras.

Alegre

es un perro alegre, divertido y siempre está pendiente de su amo. La relación del perro con las personas que desconoce no suele ser muy afectuosa, sino que acostumbra a demostrarse desconfiado con ellos.

Sensible

Definitivamente, el Boyero de Berna tiene la total capacidad de disfrutar la vida sin preocupaciones, feliz, lleno de energía y con un ánimo que no puede dejar de producir una alegría contagiosa a quienes le rodean. Pero cabe decir que debajo de esta inmensa felicidad, se esconde un corazón sensible que nunca debe ser subestimado. Esta raza responde muy rápido ante situaciones de tensión, stress y vibraciones negativas que ocurren a su alrededor. La sensibilidad también se presta a la depresión y el perro sufre tan gravemente de ésta como un ser humano.

Leal

Este tipo de perro siente devoción absoluta por sus dueños y son el vivo retrato del perro compañero y fiel por excelencia. Ponen a sus dueños por delante de todo y es innegable el amor que les tienen. Se dice que están “en sintonía” con las personas humanas y son muy observadores, por lo que están atentos a todo lo que pasa a su entorno. Son muy astutos, así que son capaces de reconocer y manejar las debilidades de los humanos.

Seguridad

Además, el Boyero de Berna, es un perro muy seguro de si mismo. Es un perro que destila confianza, pero a su vez, son extremadamente dependientes de la compañía humana y no es inusual ver un Boyero que ha llevado esta dependencia al extremo de no hacer otra cosa que estar al lado de su dueño y seguirlo por todos los lados.

Así que ya lo sabes, si estás pensando en tener un Boyero de Berna y tienes un espacio grande o tiempo para cansarle, es el compañero perfecto para ti.

Dejar Opinión!